ELECTRICIDAD. MEJORES TARIFAS

 

Con las nuevas tarifas eléctricas por tramos horarios los consumidores están más desorientados que nunca sobre los precios de la luz.  Este es solo un inconveniente más que se suma a los ya existentes anteriormente, siendo el peor de todos las facturas ininteligibles que presentan la mayoría de las compañías eléctricas.

En este artículo vamos a intentar poner un poco de luz, nunca mejor dicho, sobre los precios de la energía eléctrica y tratar de ofrecer una guía clara sobre cómo conseguir los mejores precios.

¿Mercado regulado o mercado libre?

En España puedes optar por el mercado regulado o por el mercado libre para contratar electricidad.

El mercado regulado se conoce como PVC (Precio Voluntario al Consumidor) y es lo que se conocía antes como TUR (Tarifa de Último Recurso). Esta tarifa garantiza un precio fijo por la luz, más barato que el del mercado libre.

Para disfrutar de esta tarifa y del llamado Bono Social que te protege contra las subidas de precio de la energía, se deben de cumplir los siguientes requisitos:

Grupo A) Que la potencia contratada sea inferior a 3 kW.  En este caso no hay que solicitar bono social, tan solo solicitar mercado regulado y se aplica de forma automática sin necesidad de cumplir con ningún otro requisito.

Este tipo de potencia es ideal para una persona sola o una pareja. No permite tener muchos aparatos eléctricos funcionando a la vez, por lo que seguramente saltarán los diferenciales si se intenta planchar y poner la lavadora a un tiempo, pero el ahorro en cada factura puede ser muy importante.

Grupo B) Que la potencia contratada sea superior a 3 kW pero no superior a 10 kW. En este caso hay que cumplir otros requisitos adicionales para que se pueda solicitar el bono social que da derecho al ahorro en las facturas.

Pero además, en este caso no se pueden superar los 500kwH al mes de consumo, ya que de lo contrario se sufrirán penalizaciones que echarán por tierra el ahorro del bono social. En las facturas figura el consumo medio mensual de los últimos doce meses, lo que nos permite saber si nos conviene o no la solicitud del bono.

Para poder optar al bono hay que cumplir uno de estos tres requisitos:

  • El titular del contrato forme parte de una familia numerosa.
  • Que todos los miembros de la unidad familiar se encuentren en situación de desempleo.
  • Superar los sesenta años, estar jubilado y percibir la pensión mínima.

Si no se está en uno de estos casos señalados, entonces la única opción es optar por el mercado libre.

¿Puede resultar más barato el mercado libre que el mercado regulado?

Si estamos dentro del grupo A, es decir, tenemos contratada la potencia mínima, siempre nos va a salir a cuenta estar en el mercado regulado ya que disfrutamos automáticamente del bono social.

Es importante ser cautelosos con las ofertas que se nos ofrecen por teléfono o por comerciales que acuden a casa. En ambos casos nos van a tratar de vender descuentos maravillosos que pueden encerrar trucos y que prácticamente nunca nos van a salir a cuenta si estamos en el grupo A.

No importa cuánto te presionen, en ningún caso debes de firmar un contrato en el momento, exige siempre una copia para poder leerla con calma y reflexionar sobre la misma sin presiones ni charla que te impida leer con claridad. En ningún caso firmes un contrato que no especifica claramente precios o permanencias.

Si perteneces al grupo B puede haber casos en los que te resulte más económico el mercado libre, por ejemplo si tu consumo supera el máximo establecido. En cualquier caso, es importante que sigas el consejo de no firmar nada en el momento y leer toda la letra pequeña con calma y con todo el tiempo que necesites para hacer tus cálculos.

¿Cómo comparar precios en el mercado libre?

La forma más rápida y segura de comparar precios en el mercado libre es recurriendo a un comparador de tarifas eléctricas. Estos comparadores presentan por lo general un funcionamiento muy similar, que consta de los siguientes pasos:

  • Te preguntarán si tan solo quieres contratar energía eléctrica o también gas ciudad, ya que algunas empresas tienen ofertas muy interesantes para aquellos que solicitan ambos productos.
  • Querrán saber si eres una empresa o un particular, puesto que los precios y las condiciones del contrato van a variar.
  • Debes de saber qué potencia quieres contratar. En muchos de estos comparadores te indicarán cuál es la potencia habitual en un hogar medio pero puedes encontrar este dato, junto a tu consumo medio anual en la factura de la luz.

Con estos datos te ofrecerán una comparativa entre diferentes compañías suministradores de energía eléctrica. Normalmente, harán una estimación del precio anual de tu factura de la luz según el consumo declarado.

Es importante fijarse no solo en los precios, también en la permanencia, puesto que si no estamos contentos con el servicio es importante que podamos cambiarnos en un espacio de tiempo corto.

Estos son algunos de los comparadores que se pueden utilizar actualmente para calcular los precios de suministro eléctrico:

comparador.comparadorluz.com

Rastreator.com

Comparatarifasenergia.es

Kelisto.es

Tarifasdeluz.com

Tarifasgasluz.com

 

 

 

Facebooktwitterredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Si continuas utilizando este sitio, aceptas el uso de las cookies. Más información

Las opciones de cookie en este sitio web están configuradas para "permitir cookies" para ofrecerte una mejor experiéncia de navegación. Si sigues utilizando este sitio web sin cambiar tus opciones o haces clic en "Aceptar" estarás consintiendo las cookies de este sitio.

Cerrar